Suscríbete a nuestro canal

Canadá continua usando la vacuna Astra Zeneca

Cápsulas informativas
16 marzo 2021

El lunes por la mañana, el primer ministro Justin Trudeau garantizó la seguridad de la vacuna AstraZeneca COVID-19 de la Universidad de Oxford, ya que los informes de coágulos de sangre llevaron a varios otros países a prohibir temporalmente el uso de esta vacuna.
Los comentarios de Trudeau surgen mientras el mundo lucha por decidir si usar la vacuna AstraZeneca causa coágulos de sangre y cómo combatir esos efectos secundarios adversos mientras se intenta reprimir la propagación del COVID-19 lo más rápido posible.
Sus palabras se hicieron eco de las de los funcionarios de salud de todo el país, alentando a los canadienses a vacunarse lo más rápido posible, insistiendo en que un lote específico de la vacuna en el centro de una investigación liderada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no había llegado a Canadá.
Hasta ahora, los expertos sostienen que no hay evidencia que sugiera que la vacuna AstraZeneca cause coágulos de sangre.
Varios países, incluidos Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia, Francia, Alemania, Irlanda y otros dentro de la Unión Europea, han suspendido temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca como medida de precaución mientras la agencia europea de medicamentos realiza su investigación.
Dinamarca anunció la suspensión el jueves después de que una mujer danesa de 60 años desarrolló un coágulo de sangre luego de vacunarse y murió 10 días después.
En un comunicado emitido el domingo por la noche, la Agencia Danesa de Medicamentos dijo que la mujer había desarrollado síntomas «muy inusuales» después de recibir la vacuna, incluido un número bajo de plaquetas en la sangre, coágulos en vasos pequeños y grandes y sangrado.
Los países europeos, incluidos Noruega y Austria, informaron efectos secundarios adversos similares en pacientes que habían recibido recientemente la vacuna AstraZeneca.
Las autoridades sanitarias noruegas dijeron el sábado que tres personas menores de 50 años estaban siendo tratadas en el hospital después de recibir sus vacunas, mientras que en Austria, autoridades informaron que una mujer de 35 años a la que se le administró la vacuna se estaba recuperando después de desarrollar una embolia pulmonar causada por un coágulo de sangre.
Las autoridades sospechan que los problemas provienen de un lote específico de la inyección fabricada en Austria, pero los funcionarios de salud insisten en que no hay evidencia de que los efectos secundarios fueran causados ​​por la vacuna.
AstraZeneca reiteró el domingo que su vacuna no provoca coágulos de sangre. Tras una revisión de más de 17 millones de personas que habían recibido la vacuna de la compañía en la UE y el Reino Unido, la compañía farmacéutica dijo que solo había 37 casos de coágulos sanguíneos.
Mientras tanto, Canadá respalda la vacuna AstraZeneca, a la espera de los resultados de la investigación.
Health Canada informo que, al menos por ahora, «los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos».
«Health Canada autorizó la vacuna basándose en una revisión exhaustiva e independiente de la evidencia y determinó que cumple con los estrictos requisitos de seguridad, eficacia y calidad de Canadá»